Topinsect, Larvas de la polilla de la cera

Las larvas de la polilla de la cera Topinsect son extremadamente nutritivas por su alto porcentaje en material seco y grasa.

(Ver tabla) Su suavidad las convierte en un insecto fácilmente comestible y digestible.

En nuestras granjas, las larvas de la polilla de la cera se crían a base de alimentos parcialmente naturales (entre ellos la miel de abeja) y parcialmente artificiales, pero sin añadir estimulantes del crecimiento ni productos químicos. El proceso de cría de este insecto es muy laborioso, razón por la que obviamente se convierte en una fuente de alimento tan cara.

Gracias al proceso de cocción y congelación rápido en nuestra planta, podemos eliminar todas las bacterias de las larvas de la polilla de la cera y hacerlos virtualmente estériles. La fracción restante de bacterias y hongos está muy por debajo de los estándares que se aplican a los alimentos para consumo humano y animal. Esto se verifica de forma frecuente a través de análisis. El doble proceso hace que las larvas de la polilla de la cera sean también más digestibles para los animales.

Nombre científico:

Debido a su naturaleza destructiva, los gusanos de la cera (Galleria mellonella (Linnaeus)) son una verdadera amenaza para los panales y otras fuentes de alimento.

La gran polilla de la cera atraviesa cuatro fases: Huevo, larva, crisálida y polilla. El ciclo de vida de huevo a larva lleva de seis a siete semanas a una temperatura de 30 grados con una humedad media del 75-80%. Las larvas crecen en siete fases, de las cuales crecen más en las últimas dos. Las larvas totalmente adultas tejen un capullo y se convierten en las crisálidas de las que saldrá la polilla.



[Back]                             [Website Topinsect, Larvas de la polilla de la cera]